Pese a ello, sigue presentando la tasa a 14 días más alta de la comunidad, con casi 5.200 casos por cada 100.000 habitantes

os indicadores de incidencia acumulada de casos diagnosticados de COVID-19 en Castilla y León ha registrado nuevos descensos, ligeros pero casi generalizados en el caso del registro semanal y en la provincia de Valladolid en el caso de la incidencia a 14 días.

Así se puede observar en la web de Situación epidemiológica del coronavirus en Castilla y León, que indica que la tasa de incidencia a 7 días en el conjunto de la comunidad se sitúa este miércoles –con los datos de contagios contabilizados hasta ayer martes– en 2.297 casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes, un leve descenso con respecto a los 2.302 que se anotaban este martes.

En el caso de la incidencia a 14 días, la tendencia en el conjunto de la comunidad es al alza, pasando de 4.369 por 100.000 este martes a 4.447 este miércoles, pero con algunas provincias que anotan descensos puntuales, como Valladolid, donde este indicador ya había bajado el pasado viernes.

En el caso de la incidencia semanal, el registro en Castilla y León anota el segundo descenso en los últimos días, ya que había caído ligeramente ya el pasado viernes. Destacar que la tasa actual (2.297) es un 18,5 por ciento más alta que la del pasado viernes.

El descenso en esta jornada se da en todas las provincias a excepción de Zamora, que ha pasado de 1.702 a 1.798 casos por 100.000; Ávila, donde ha subido de 2.323 a 2.377, y en Salamanca, donde pasa de 2.141 a 2.144.

La provincia en la que más baja la tasa semanal es Palencia, que pasa de 2.592 a 2.496, y también cae en León, de 2.065 a 2.039; Soria, de 2.552 a 2.525; Segovia, de 2.628 a 2.613; Valladolid, de 2.228 a 2.119; y Burgos, de 2.805 a 2.803.

A 14 días.

En el caso de la incidencia acumulada de casos en los últimos 14 días, pese al incremento general en la comunidad, se da un descenso puntual en Valladolid, que fue la provincia que mantuvo un mayor crecimiento de la tasa desde el pasado mes de diciembre hasta primeros de enero y que ha pasado de 4.636 casos por 100.000 este miércoles a 4.587 hoy.

La tasa en Valladolid se encuentra en cifras similares a las que presentaba hace justo una semana, con una tasa de 4.584 el pasado miércoles.

En el resto de provincias continúan los incrementos, aunque a un ritmo menor que en las jornadas anteriores. La tasa más elevada la presenta Palencia, con 5.200 casos por 100.000 en los últimos 14 días; seguida por Burgos, con 5.056; Segovia, con 4.928; Soria, con 4.776; Valladolid, con 4.587; Ávila, con 4.421; Salamanca, con 4.334; León, con 3.831; y Zamora, con 3.324.

En cuanto a los indicadores de ocupación hospitalaria en Castilla y León por personas con casos de COVID-19, se mantiene la tendencia al incremento en las camas de planta y el ligero descenso en las de UCI.

En el primero de los casos, el indicador de ocupación de camas de planta por pacientes con COVID-19 en la comunidad se eleva al 12,9 por ciento, 3 puntos más que hace una semana, en situación de riesgo alto, según el denominado ‘semáforo COVID’.

Estado de las UCI.

En cuanto al porcentaje de ocupación en UCI por pacientes COVID-19 ha descendido ligeramente un día más y se encuentra en el 30,4 por ciento, un punto y medio menos que hace una semana.

De hecho, la cifra de personas ingresadas en unidades de críticos este miércoles (118) es inferior a la de hace una semana (123), posiblemente debido a que en las últimas jornadas han aumentado las cifras de fallecimientos en hospitales (83 notificados desde el pasado miércoles).

Cabe recordar que la cifra de pacientes en UCI (118 este miércoles) pese a que se encuentra en cifras superiores a las de la quinta ola de la pandemia del pasado verano, sigue lejos de los máximos de las tres primeras olas del COVID-19, ya que a primeros de febrero de 2021 llegó a haber 328 pacientes y a primeros de abril de 2020, 353.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí