Pilar Amor, locutora de radio. #PaCOeresTú

Los amigos de Pilar Amor –que, nos consta, no son pocos– saben bien que en cuanto escucha alguna crítica hacia Palencia, salta. «¡Pero me da rabia! ¡No vendemos Palencia como deberíamos hacerlo! Eso no quiere decir que vayas a hacer de menos otros lugares», advierte, y ella tiene muchos viajes a sus espaldas. «En otras Comunidades saben hacerlo, y aquí no».

Pero la verdad es que hay voces que sí abanderan esa defensa, y la suya es una de las más activas. Lo saben los oyentes de Radio Colores, la radio comunitaria donde presta su timbre y su entusiasmo desde hace 12 años. Alumna de la UPP desde su jubilación –«que me jubilé hace tiempo, no me eches años de más»–, le daba vergüenza participar en aquel primer Día del Libro en el que le solicitaron colaboración para un programa especial. «Después de negarme, pensé: con lo que significa la UPP para mí… ¿Cómo no voy a aportar cuando me piden algo?».

Tenemos escritores que merecen ser más conocidos

Poco a poco le fue cogiendo el gusto a estar al otro lado de la radio, tirando de sus referencias como oyente consumada «desde chiquilla». Y a día de hoy tiene en su haber tres programas: «‘Cuéntame un cuento’, que no lo quiero dejar porque fueron mis inicios; ‘Sentirnos Vivos’, un magazine donde cabe todo; y ‘Musas en las ondas’, que lo fundé para concentrar en él entrevistas a escritores y artistas». Sobre estos, abandera la que será, quizá, su defensa más entusiasta. «Hay gente buenísima aquí que merece ser más conocida». Cita a Javier de la Cruz o Asier Aparicio, pero también «otros muchos poetas y escritores a los que les resulta más difícil llegar al público porque no se les da a conocer, y sin embargo son muy buenos».

En la radio comunitaria Radio Colores, donde participan más de diez voluntarios de manera estable y por cuyos micrófonos pasan decenas de invitados de Palencia y otros lugares, enarbolan la defensa de valores como la igualdad, los derechos humanos o la educación, que comparten a su vez con la UPP. Pilar es, además, una alumna fiel de los distintos cursos de la Universidad Popular, a los que acude con sus amigas, y una de las cosas que más valora es la comunidad humana en torno a ella. «Conoces a muchas personas diferentes, lo cual es muy enriquecedor, y tiene unos profesores de lujo». En estos años, además, ha visto cómo la organización tiene la capacidad de ayudar a las personas a superar barreras. «Antes era habitual que muchas mujeres tuvieran reticencias a apuntarse a cursos, siendo mayores… Por suerte eso se va superando».

Pilar es, ante todo, una defensora de la ilusión. «Trabajé 37 años como si fuera el primer día, y ahora me gusta viajar, aprender, disfrutar de mi familia, conocer sitios nuevos… mis añitos me han caído pero eso no te tiene que impedir hacer cosas. Tal vez lo hagas más despacio, pero hay que estar ahí».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí