-Publicidad-

La entidad, que hasta hace una semana fue la de mayor extensión en Palencia, pretende “avanzar en la incorporación de las mejores funcionalidades digitales y de prestación de servicios online y de gestión remota para el conjunto de clientes”

La Junta General Ordinaria de Accionistas de Unicaja Banco, celebrada en Málaga en formato mixto (presencial y telemático), ha aprobado hoy las cuentas anuales y la gestión del Consejo de Administración en el pasado ejercicio, así como la propuesta de distribución de un dividendo de 67,33 millones de euros con cargo al resultado del ejercicio 2021, lo que supone del orden de un 50% del beneficio neto consolidado ordinario de ese año. Dicho dividendo, que se prevé abonar el próximo 8 de abril, se suma al dividendo de 16,91 millones que se pagó en 2021. Una aprobación que se ha llevado a cabo con el apoyo de una amplia mayoría de sus accionistas.

En su intervención en la Junta de Accionistas, Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco, entidad que hasta hace unas semanas era la que tenía una mayor red de oficinas de la provincia de Palencia, destacó que “uno de los principales retos a los que tenemos que responder es continuar apoyando a las personas y al tejido productivo preservando nuestro balance, al tiempo que debemos continuar creando valor para ofrecer un retorno sostenible a nuestros accionistas. Para ello, seguimos trabajando intensamente con el objetivo de ofrecer nuestra mejor versión ante accionistas, inversores, empleados, clientes y la sociedad en general”.

Explicó que, desde finales de julio pasado, la entidad ha venido desarrollando los trabajos de integración, precedidos de una fase preparatoria. Se refirió a una primera fase en la que quedó constituido el nuevo organigrama, se implementaron las primeras medidas de eficiencia –como el plan de reestructuración de personal, acordado con la representación laboral el 3 de diciembre y que permite la salida voluntaria de 1.513 empleados-, y la planificación de la integración operativa y tecnológica, También destacó la potenciación tanto de la estrategia de transformación digital como las capacidades comerciales y de negocio conjuntas.

Plan estratégico

Por su parte, el consejero delegado de Unicaja Banco, Manuel Menéndez, expuso los aspectos más relevantes del Plan Estratégico y destacó que “una de las premisas más importantes consiste en extender a toda la organización las mejores prácticas de cada una de las dos entidades fusionadas”. Explicó las tres líneas de actuación del mismo: acelerar la actividad comercial mediante una mayor especialización, seguir con una gestión avanzada del riesgo con un perfil conservador. La tercera es la de “seguir mejorando la eficiencia a través de rediseño y automatización de procesos y centralización operativa”. Centralización que se ha hecho, por ejemplo, en la capital palentina, donde sólo quedan cinco oficinas de esta entidad.

Con relación al campo de la digitalización, el Consejero Delegado de Unicaja Banco señaló que en el pasado año la entidad ha continuado desarrollando la estrategia de transformación, tanto desde el ámbito de las mejoras operativas y de contratación, como de potenciación del modelo de banca abierta y desarrollo de ecosistemas digitales a través de acuerdos de colaboración con empresas líderes en diversos campos, ámbitos que se irán extendiendo en los próximos meses a toda la base de clientes de la entidad. Así, según explicó, “la entidad trabaja con intensidad para avanzar en el proceso de incorporación de las mejores funcionalidades digitales y de prestación de servicios online y de gestión remota para el conjunto de sus clientes, así como en la posibilidad de contratación digital de hipotecas”.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí