Las unidades móviles de antígenos realizaron en su primera jornada de funcionamiento en toda Castilla y León 6.830 test en los doce puntos habilitados. De ellos 2.035 fueron positivo con una tasa de positividad del 30%

La unidad móvil de cribados de antígenos puesta en marcha por la Junta de Castilla y León en la provincia de Palencia ha detectado 62 positivos en la jornada y media que ha estado funcionando. Ayer en Villamuriel de Cerrato y hoy en Frómista.

Así, ayer, en la localidad cerrateña se acercaron, durante toda la jornada 366 vecinos a realizarse un test. De ellos, 40 dieron positivo en la prueba, según informó la Junta, lo que supone una tasa de positividad del 10,9 %.

En la jornada de hoy miércoles, la unidad móvil se trasladó a la localidad de Frómista. Allí se han realizado durante la mañana 125 pruebas. De ellas 22 han resultado positivas, lo que viene a suponer una positividad del 17%.

En Castilla y León.

as unidades móviles de antígenos han realizado en su primera jornada de funcionamiento este martes un total de 6.830 test en los doce puntos habilitados en la Comunidad, de los cuales 2.035 han arrojado un resultado positivo, lo que supone una tasa del 29,79 por ciento.

Según ha apuntado el consejero de Sanidad en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de este miércoles, “esto cumple con el objetivo de evitar que las personas con síntomas acudieran a hacerse test a los centros de atención primaria, donde ya se ha notado menor afluencia”.

Respecto a las críticas que han recibido estas unidades, entre otros, por parte del ex vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, el consejero ha señalado que respeta la opinión de todo el mundo pero ha afirmado que “las colas que ha habido dan idea de lo importante que es para la población este tipo de pruebas”. “Que los gerentes digan que notan disminución de consultas por tema respiratorio cumple ya con el objetivo que teníamos”, ha incidido.

Por otro lado, sobre la externalizar la realización de estas pruebas, Vázquez ha recordado que las están llevando a cabo técnicos sanitarios porque “no hay enfermeras, ya que son indispensables en este momento tanto en centros de salud como en UCI” aunque, no obstante, ha indicado que “la contratación está abierta si existe alguna enfermera que quiera trabajar en estas empresas”.

Ómicron, la prevalente

Asimismo, en referencia a la situación epidemiológica, ha destacado que esta se encuentra marcada por la transición de la variante Delta a la Ómicron, ya que esta última ha pasado de suponer el 40 por ciento de los casos la pasada semana a superar ahora el 60 por ciento.

“Se está convirtiendo en variable ya mayoritaria y dentro de poco será la dominante”, ha avanzado el consejero, que espera que “el pico de esta sexta ola se alcance en las próximas semanas, al igual que en el resto de España”, pues la Comunidad sigue “creciendo en contagios y habrá que esperar a las nuevas sorpresas de Ómicron”.

Sin embargo, Vázquez ha aseverado que no se tomarán nuevas medidas y preguntado por la relación de la administración autonómica con el comité de expertos, cuyas últimas recomendaciones no se han traducido en normativa, el consejero ha recordado que se trata de un órgano asesor y que así como algunas de sus propuestas “cuentan con amplio consenso y se intentan llevar a efecto, hay otras que no y que se analizan de forma concienzuda”.

De igual modo, ha incidido en que en algunas comunidades autónomas donde se han implantado restricciones más estrictas “los datos de crecimiento de contagios y de hospitalizaciones son superiores” a los de Castilla y León.

“No hay una cifra mágica a partir de la que se decidan unas cosas u otras, sino que se valora la tendencia en la hospitalización”, ha matizado, por lo que la Junta seguirá “insistiendo de modo intenso para disminuir la cadena de transmisión, que ahora se ve condicionada por el altísimo grado de vacunación”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí