Gasolinera
-Publicidad-

Algunas de las gasolineras palentinas echan cuentas y aseguran que si no se reintegra pronto el dinero de los 20 céntimos por parte del Gobierno tendrán que inclinarse por pedir un crédito

La medida de ahorro de 20 céntimos en cada litro de carburante por parte del Gobierno ha sido bien recibida por los consumidores, que consideran que incluso se queda corta después del estallido de lo precios de la gasolina y del diésel.

Sin embargo, como en toda situación hay un lado de la moneda que no se ve. El de las gasolineras, que, en un principio, hasta que la Administración central revierta esa cantidad, tendrán que asumir, que adelantar, esos 20 céntimos por litro.

Porque han pagado a sus suministradores a un precio y ahora tienen que venderlo a otro, con un descuento de 20 céntimos. “Puede que un día de trabajo normal, estemos adelantando unos 1.000 euros”, explica Manuel Suances, de la Estación de Servicio Suances de la capital. “Pero poco podemos hacer con las medidas que dicta el Gobierno más que cumplirlas”, afirma con resignación. “Hay que estar a las duras y a las maduras. Y aunque ahora nos pueden perjudicar, en otras ocasiones nos pueden beneficiar”.

Rapidez en Hacienda.

En todo caso Suances entiende que si la respuesta de Hacienda es rápida para el reintegro de esos 20 céntimos por litro, no debería haber problemas. “Pero si nos vamos a que no paga en un mes, pon que has adelantado 30.000 euros. Habrá que ir pensando en pedir un crédito para hacer frente a esto”.

Porque ese es el miedo que tienen los propietarios de las pequeñas estaciones de servicio de Palencia. De aquellos que tienen una o dos. Que Hacienda no responda como se espera. “El viernes a primera hora ya había cierta incertidumbre porque hasta media mañana no se había colgado en la web de Hacienda el documento para solicitar el reintegro”, explica Manuel Maza, propietario de una gasolinera en Santibáñez de la Peña.

“Cuando llamamos a Hacienda para pedir información, la mujer que me atendió sonaba ya como una máquina, de las veces que debió tener que dar las mismas explicaciones en apenas unas horas”, bromea Maza que reconoce que él ya tiene descargado el formulario “desde media mañana del viernes”, primera jornada en la que comenzaron a aplicarse el descuento preconocido por el Estado para tratar de aliviar el encarecimiento de los combustibles debido a la galopante inflación y a los efectos de la guerra de Ucrania.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí