velilla vox Palencia
-Publicidad-

La formación política critica que España esté haciendo la guerra por su cuenta mientras “importa energía producida por carbón y nucleares”

Pocos minutos después de que se apagaran los ecos de las detonaciones y del ruido que hizo al caer la chimenea de la térmica de Velilla del Río Carrión, Vox Palencia ha hecho público un comunicado en el que lamenta, por un lado, la destrucción de la Central Térmica de la montaña palentina, y, por otro, el reflejo de lo que a su juicio esto supone, como es la pérdida de la autonomía energética de España.

“Debemos ser ricos, muy ricos, para poder permitirnos tener esta demencial política energética, que nos hace extremadamente dependientes del exterior (del precio del gas), que incide gravemente en la balanza comercial, que empobrece enormemente a nuestra sociedad y que depaupera aún más a las regiones mineras y rurales donde se ubicaban las centrales térmicas y las minas, como el norte de Palencia —provincia completamente abandonada por las instituciones del Estado, donde sólo se acuerdan de nosotros durante las campañas electorales para prometer poco y cumplir menos o nada”, indica Vox Palencia.

Porque, aseguran España está haciendo la guerra por su cuenta contra la descarbonización. “Por primera vez en la historia, España está importando electricidad a través del cable submarino de 800 MW que nos conecta con Marruecos, país que está produciendo electricidad en sus centrales térmicas de carbón, electricidad que está exenta de pagar canon por emisión de CO2 al no ser Marruecos parte de la UE”, aseguran. Mientras, “somos los primeros en cerrar nuestras centrales térmicas de carbón en aras de una “descarbonización” que se nos dice que impone Europa. Sí, la Europa que al mismo tiempo permite —e incluso alienta— la construcción de nuevas centrales térmicas de carbón en Alemania o en Polonia”, advierten en su comunicado en el que también hablan de las centrales nucleares .

Autonomía energética.

“No hay que olvidar que España está cerrando sus centrales nucleares, no prolongando su vida útil, mientras importamos electricidad de Francia generada gracias a sus 58 reactores nucleares y cuando Macron ha anunciado la construcción de 20 nuevas centrales nucleares”.

Todo esto, en un contexto en el que con la “guerra en Ucrania, que está encareciendo enormemente el precio del gas, en España estamos batiendo récords de generación eléctrica con gas en centrales de ciclo combinado (en junio se ha superado el 45% de la producción durante varios días, récord histórico).

Por todo ello, opinan que “nuestro país merece una autonomía energética que no lastre su competitividad como prioridad en estos momentos de incertidumbre mundial, pensar bien los pasos a seguir en la transición ecológica y no olvidarse de las zonas de influencia de minas y centrales, térmicas o nucleares, para no condenarlas a la ruina y desaparición tras el desmantelamiento de estas infraestructuras”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí