Y-hasta-Alar-pudo-llegar-un-Alvia-renovado
Imagen de una cabeza tractora de los renovados trenes Alvia S-130

Un tren Alvia, recientemente renovado y que cubría en la noche del viernes el trayecto Madrid-Santander, quedó inútil en Alar del Rey con 270 pasajeros, entre ellos muchos políticos cántabros

Lo que habitualmente sufren los ciudadanos, este viernes les tocó a los políticos. No es que en otras ocasiones no los sufran, pero pocas veces lo hacen en ‘manada’. Porque no es raro hablar de afecciones a la circulación ferroviaria entre Palencia y Cantabria. Y eso que desde que se modernizó la línea y se renovó la catenaria haciéndola compensada y elevando la velocidad en terreno llano a los 155 km/h, estas han sido menores. Pero sigue habiéndolas.

Como la ocurrida el pasado viernes por la noche, cuando un Alvia que hacía el trayecto Madrid-Santander, pasando por Palencia, fue dado por inútil en la estación de Alar del Rey. Un tren Alvia S-130 recientemente renovado y puesto en vía.

En él, además de los habituales trabajadores y estudiantes cántabros y algún aguilarense, viajaba toda una delegación de políticos y empresarios cántabros que regresaban de la capital de España. Precisamente de una feria tan relacionada con el ferrocarril y el atraer turismo por este medio como la de Fitur. Entre ellos, la consejera de Economía cántabra,  Ana Belén Álvarez, el portavoz de Cs en el parlamento de Cantabria, Félix Álvarez ‘Felisuco’ y muchos alcaldes.

El Alvia, que debía llevarles a Santander a las 23,12 horas, fue muriéndose poco a poco, perdiendo velocidad hasta que se quedó parado entre Alar del Rey y Aguilar de Campoo. En medio de una nada preciosa como son Las Tuerces. Pero a las 10 de la noche poco se podía apreciar de este paraje natural palentino. Así que el maquinista del Alvia hizo retroceder al tran tran el convoy, un Alvia S-130, hasta la estación primigenia de la linea que unió la meseta con el Cantábrico: Alar del Rey-San Quirce.

Un fallo en el sistema de frenado fue lo que hizo que el tren no pudiera avanzar, según indican medios cántabros como El Diario Montañés.

En la estación de Alar del Rey, los afectados tuvieron que esperar alrededor de tres horas hasta que la operadora ferroviaria pudo reunir (pasadas las 23 horas) a los autobuses necesarios para trasladar a los viajeros hasta su destino. También se personaron allí agentes de la Guardia Civil. Pese al frío reinante en el exterior, dado que no era un problema alimentación del tren, los sistemas de calefacción pudieron seguir funcionando manteniendo, al menos, el confort de los pasajeros. Finalmente, los que tenían Santander como objetivo, lo alcanzaron pasadas las tres horas.

Un nuevo toque sobre la situación de los servicios ferroviarios entre Palencia y Cantabria, que, por ser los afectados quienes fueron, quizá tenga algo más de repercusión.

Lo curioso es que el tren afectado es uno de los cuatro primeros S-130 que han sido renovados. A estos se les ha intervenido en el interiorismo con el cambio de la moqueta actual del piso por flotex y de la tapicería de las butacas por piel, la colocación de ‘cartelas’ en los portaequipajes para evitar que las maletas se desplacen longitudinalmente, la mejora estética de los aseos, el reemplazo de teleindicadores exteriores e interiores y la renovación de la iluminación con sistema LED en coche cafetería, vestíbulos, luces de lectura y salas de viajeros. También se han realizado mejoras en la pintura exterior y se ha actualizado el sistema de audio y video.

Imagen de Félix Álvarez Felisuco, en el interior del tren afectado en el que se aprecia que es una unidad renovada. / Twitter @Felisuco_

El tren afectado ha quedado apartado en la vía de estacionamiento de 750 metros la estación de Monzón de Campos desde la jornada de ayer.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí